Páginas

miércoles, 19 de junio de 2024

El Error Humano y el uso del sistema GPS: Por qué la Precisión Geoespacial es Vital en Latitudes Críticas

 

Desde su última escala en Francia al final de su gira por Europa, la respuesta contundente del presidente chileno a una controversial localización de paneles solares en la frontera fue, según el diario la Nación, “Deben retirarlos a la brevedad o los sacamos nosotros”

En los últimos días, un conflicto ha surgido en la frontera entre Argentina y Chile debido a la incorrecta instalación de un conjunto de paneles solares en el Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo (PVYCTM) Hito 1 de Argentina, justo en el límite. El incidente desencadenó un reclamo del gobierno chileno, liderado por el puntarenense Gabriel Boric, argumentando que los paneles se encontraban en territorio chileno. En su respuesta al inidente, el gobierno argentino ha decidido remover los paneles, proceso que será supervisado por la empresa de telecomunicaciones Auster con la autorización del embajador argentino en Chile, Jorge Faurie.



En este artículo se explican las posibles causas y las implicancias del error de ubicación de los paneles, así como la importancia de la precisión geoespacial y la formación profesional para la determinación de límites territoriales y la toma de decisiones en general. A continuación, presentamos un análisis y un aporte de divulgación científica,

Factores que influyen en los errores de límites fronterizos

Si bien las Naciones Unidas no establecen explícita o técnicamente las razones por las que la determinación de un límite - especialmente en tiempos de paz - puede incurrir en errores, existen varios factores que influyen en la definición operativa y el reconocimiento de límites fronterizos.

Entre otras posibles razones, dando por sentada la buena fe, los errores operativos más comunes que se cometen al calcular un límite con dispositivos basados en tecnologías geoespaciales, especialmente en zonas remotas, se incluyen:

·         Fallas de hardware: Averías, caídas o daños en dispositivos, equipos o infraestructura esenciales para las operaciones.

·         Fallas de software: Errores en aplicaciones, programas o plataformas que se utilizan en las operaciones, como en los casos de la implementación de normas como la ISO 31000 de gestión de riesgos, cuando éstas son instrumentadas incorrectamente.

·         Fallas de la red: Interrupciones, cortes u otros canales de comunicación que se utilizan para las operaciones, lo que puede impedir la comunicación efectiva y el monitoreo de límites en momentos críticos.

·         Finalmente pueden ocurrir errores de proceso como inconsistencias en el diseño, ejecución o seguimiento de los procesos operativos, como en el caso de sistemas de monitoreo regular que adolezcan de suficiente supervisión o que no se comunicaran adecuadamente al disponer los objetivos.

 



La precisión geoespacial y el uso del GPS

Más allá de las posibilidades listadas, una interpretación más simple de los hechos puede deberse al “método de los cinco dígitos oscilantes”, o sea a mediciones imprecisas. La precisión disponible en los dispositivos que emplean las empresas energéticas, mineras y de construcción en la región fue obviada y esto pudo haber jugado una mala pasada. Para la ubicación de las torres, hubo un error en los cálculos. Posiblemente no se emplearon los dispositivos que conocemos como GPS, pero que en realidad son sensores de sistemas globales de posicionamiento y se basan en señales de satélites que usualmente están a más de 36000 kilómetros de altura de la tierra.

 

¿Qué es el GPS?

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) es una constelación de satélites que orbitan la Tierra y proporcionan información de ubicación y tiempo a receptores GPS en la superficie. El GPS se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, desde la navegación de aviones y barcos hasta los servicios de emergencia y el monitoreo de límites territoriales. La precisión del GPS puede variar desde unos pocos centímetros hasta varios metros, dependiendo del tipo de receptor y las condiciones de señal.

 

Importancia de la precisión en sistemas de posicionamiento global

Dado que existen infinidades de resoluciones de mediciones del sistema de posicionamiento global, conocido por todos por su sigla en inglés como GPS, es posible que se trate de una cuestión técnica que se obvió en la práctica. El sistema de GPS es en realidad una virtual galaxia de satélites que responden a diferentes sistemas globales, los cuales generalmente dan servicio a la ubicación de todos nuestros móviles, buses, aviones, barcos y toda una batería de aplicaciones que guían las actividades que realizamos al movilizarnos en el planeta desde un punto A hasta otro punto B.

 

Una clave para superar el entredicho de los paneles sería decidirse por métodos de precisión, utilizando dispositivos de sensoria remota para la reinstalación de los paneles. La precisión de un sensor del GPS determina qué tan cerca se puede estar de la ubicación real de un objeto determinado, en este caso la estructura del panel solar. Un dispositivo con una precisión de +/- 2 metros puede proporcionar una medición precisa, mientras que uno con una precisión de +/- 20 metros puede causar confusiones y errores en la localización, entendiblemente generando nuevamente este tipo de controversias.

 

En definitiva, para evitar mayores incidentes en el futuro, es importante reforzar la formación y capacitaciones de este tipo en la Provincia, al tiempo que se observen buenas prácticas de mantenimientos y certificación de instalaciones en el terreno. Estas medidas deben estar siempre sujetas a la normativa vigente, incluyendo la correcta medición y gestión de riesgos, contando con una auditoría oportuna de los procesos correspondientes, y garantizando la precisión geoespacial para evitar controversias. Así, se podrá mantener la integridad territorial y reforzar la cooperación bilateral en áreas sensibles.

 


lunes, 3 de junio de 2024

La revolución de las motocicletas en las ciudades de América Latina: Entre el desafío a la convivencia urbana y el auge de la economía de plataformas Javier A Carranza T

No es una novedad para el peatón precavido que el uso de motos en las ciudades de América Latina viene experimentado un aumento significativo. Más allá de ser un medio tradicional de transporte inventado como una "máquina de correr" en 1817, su presencia está de a poco dominando las calles. Su actual protagonismo, sin embargo, está transformando la dinámica de la convivencia urbana y una popularidad acelerada por el auge de la economía de plataformas. Según un estudio encargado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en Venezuela y en Colombia, el parque automotor de motos aumentó casi en un 500% en solo cinco años y en Argentina se han incrementado las ventas de motos en un  300%. 

Así, entre las ciudades de América Latina que han testimoniado notables aumentos en el uso de motocicletas en los últimos años, se destacan Bogotá, San Pablo, Caracas y Buenos Aires. En la capital de Argentina, alrededor del 24% de la población es propietaria de una motocicleta.

Ciudades más pequeñas que las grandes capitales no son la excepción: ¿cómo explicar si no que en algunas ciudades pequeñas e intermedias los patentamientos de automóviles hayan disminuido y el de motos ha aumentado? Por ejemplo, en Ushuaia, una ciudad a merced del clima frio extremo, la demanda de motos está aumentando en detrimento de los automóviles. Según un informe de Mayo de 2024 de Fundación Finnova, el patentamiento acumulado durante el primer trimestre del 2024 acusa un incremento en los registros de motovehiculos de un 7,7% por encima del mismo período del año anterior y 3,2% por encima de 2022.



Estos datos se pueden correlacionar en parte con la información que maneja la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), que en el pasado mes de Abril estima que se patentaron 37.166 unidades a nivel nacional, mostrando un crecimiento del 27,13% en relación con Marzo de 2024 y una baja del 8,35% respecto a Abril de 2023. Este cambio de comportamiento es inquietante, aunque el arrastre de la crisis económica en los ingresos de las clases medias puede arrojar respuestas y quizás señalar oportunidades de negocios.

Si bien sería necesario contar con estudios de elasticidad ingreso y/o cruzada para explicar el comportamiento económico de este bien de consumo duradero en el sur argentino, los aumentos en ventas podrían atribuirse a varios factores, incluyendo:

·         Bajo costo relativo de adquisición y mantenimiento: Las motos requieren una inversión de las finanzas personales relativamente más baja que los autos usados, además de un menor costo de mantenimiento, lo que las hace atractivas para muchos usuarios, Se estima una relación de tres a uno entre el costo de un auto usado y una moto de cilindrada baja/media nueva.

·         Menor cobertura de servicio de buses locales: La mayor demanda puede deberse a la creciente congestión en horas pico en la ciudad, mayores tarifas de transporte y limitada cobertura de líneas de transporte público.

·         Potencialidad de uso de la motocicleta como capital para el cuentapropismo: La compra de motos puede explicarse por su ventaja de ser usadas como herramienta de trabajo por su mejor movilidad y para el ahorro de costos de transporte.

·         Motocicleta como un medio de adquirir estatus social: La motocicleta puede ser vista como un símbolo de status social, especialmente para aquellas de mayor cilindrada.

Paralelamente, las motocicletas de menor cilindrada han desempeñado un papel fundamental en medio del auge de la economía de plataformas de entrega de comidas y bienes en América Latina. Servicios de entrega a domicilio e incluso transporte de pasajeros de las aplicaciones basadas en la “gig economy” han encontrado en las motocicletas una herramienta esencial para su funcionamiento, disminuyendo costos y asegurando resultados.

El crecimiento de las motos en las calles puede estar generando una gran variedad de oportunidades laborales, pero también levanta preguntas sobre cómo funciona la empleabilidad en la economía bajo demanda. ¿Cómo regular la actividad? ¿Qué hacer respecto de la seguridad individual y de terceros? ¿Cómo abordar las cambiantes condiciones de trabajo? Además, la invasión de las vías por ciclomotoristas y” bikers” es un tema que preocupa a muchos en cuanto al ordenamiento vial y su impacto ambiental. Después de todo, la mortalidad en motocicletas es alta comparada con otros modos de transporte, y las emisiones de motores a dos tiempos pueden ser perjudiciales para el medio ambiente.

A medida que las ciudades de la región, de todos los tamaños, se vean impactadas por los desafíos de la movilidad urbana, será crucial encontrar soluciones ajustadas que equilibren las necesidades de una circulación más fluida con la seguridad y la calidad de vida. 

Si bien la tendencia de uso masivo de motos en las ciudades de toda América Latina es una realidad creciente y relativamente reciente, con clara aceptación entre los jóvenes adultos, el fenómeno plantea nuevos desafíos a las autoridades locales en términos de bienestar urbano, seguridad vial y medio ambiente.

Bookmark and Share